discriminación , libertades , sociedad , Youtubers Viernes, 5 junio 2020

La Nueva Normalidad (E5): ¿los recuperados y los vulnerables podrían ser las nuevas clases sociales de la pandemia? [VIDEO]

Paul Alonso

Periodista, escritor y profesor universitario. Es autor del libro “Satiric TV in the Americas: Critical Metatainment as Negotiated Dissent” (Oxford University Press, 2018). Ha publicado en prestigiosas revistas académicas y medios internacionales, pero también ha sido el conductor de GCU, un programa satírico en Utero.pe. Todavía le quedan algunos amigos.

Históricamente, las revoluciones, las guerras o los lentos procesos políticos han sido las principales maneras de cambiar las estructuras sociales. En la actual pandemia, algunos piensan que podríamos estar a punto de ver nuevas clases de ciudadanos.

  • Por un lado, estarían los inmuno-privilegiados. Es decir, aquellos que se han recuperado del COVID-19 y supuestamente han desarrollado inmunidad. Para ellos, habría mayores oportunidades de todo tipo: laborales, educativas, sociales, amorosas. Como diría mi tío Al Pacino en Scarface: “El Mundo es Tuyo”.
  • Y por otro lado, debajo en la escala social, estarían los que aún son vulnerables. Estos tendrían que cumplir con mayores protocolos y restricciones, tendrían escasas oportunidades de trabajo, circulación y movilidad social. En pocas palabras, serían discriminados.
Imagen: proceso.xyz

Imagen: proceso.xyz

Como todo grupo marginado, los vulnerables tratarían de dejar de serlo. Un artículo del NYT especula que los jóvenes con mayores posibilidades de sobrevivir a la enfermedad tratarían de infectarse a propósito. Y así pasar al grupo de los privilegiados.

Todo este debate sobre las nuevas clases de ciudadanos parece sacado de una novela distópica, pero podría estar muy cercano. Países como Alemania, Italia, el Reino Unido y Chile ya están considerando la idea de emitir certificados y pasaportes de inmunidad. Es decir, un documento concreto o digital que materialice el ingreso al mundo de los privilegiados. Esto ha sido muy criticado.

  • Primero, porque aún no se sabe cuánto tiempo dura la inmunidad, si es que realmente existe.
  • Segundo, porque las pruebas rápidas de anticuerpos, que son las que se usarían, tienen una “exactitud limitada”.
  • Tercero, obvio, la corrupción. ¿Se imaginan el mercado negro de certificados y pasaportes falsos? Más títulos truchos que en el currículo de los políticos.
  • Y finalmente, la gran desigualdad que podría crear entre los inmuno-privilegiados y los vulnerables.

Hay quienes dicen que este tipo de discriminación basada en la inmunidad termina beneficiando a los de siempre. Así que mejor esperemos que salga la vacuna pronto, excepto que tengas esclavos.

Esta es la Nueva Normalidad. Democratízala.

Paul Alonso

Periodista, escritor y profesor universitario. Es autor del libro “Satiric TV in the Americas: Critical Metatainment as Negotiated Dissent” (Oxford University Press, 2018). Ha publicado en prestigiosas revistas académicas y medios internacionales, pero también ha sido el conductor de GCU, un programa satírico en Utero.pe. Todavía le quedan algunos amigos.
Secured By miniOrange